¡Ya estamos atendiendo en Planta Baja! Adolfo Alsina 1151 - Local a la calle

Todavía estamos descargando contenido =) ¡falta poco!

Blog

Un grupo de investigadores holandeses ideó un disco rígido que dura un millón de años

Aunque el almacenamiento de moda es el flash (tanto en las tarjetas de memoria del celular o en los discos de estado sólido de las computadoras más modernas, usando chips en los que se cambia el estado de un transistor para codificar la información) el disco rígido sigue dando pelea.

HGST, una subsidiaria de Western Digital, presentó una nueva línea de discos rígidos que usa helio (el gas noble con el que se inflan globos, se hacen chistes con voz finita en los cumpleaños, etc.) en vez de aire dentro de los discos.

Un rígido está formado por varios discos (platos, en la jerga) que giran a alta velocidad, y que es donde las cabezas del disco leen y escriben la información, con nanómetros de precisión. El uso de helio (más fino que el aire común) permite reducir el espacio entre platos, sumar más y tener más densidad de información, es decir, más bytes dentro de un mismo disco.

El modelo Ultrastar He6 que presentó la compañía, justamente, tiene 7 platos -contra los 5 convencionales- y 6 terabytes de capacidad, el más grande del mundo. El uso de helio, además, reduce la fricción, lo que redunda en un menor consumo de energía y de disipación, un dato clave para los centros de cómputo, los principales clientes de la compañía.

Los discos de HGST se pueden comprar hoy (aunque no están destinados, por ahora, al usuario común). Lo que proponen en la universidad de Twente , en Holanda, es un poco más a largo plazo: diseñaron un disco que almacena información por un millón de años.

En el Instituto de Nanotecnología MESA+ crearon un disco especial que soporta golpes, altas temperaturas y mucho más.

 "El truco que utilizamos es insertar puntos de material en cerámica, que es químicamente, térmicamente y mecánicamente muy resistente. El material incrustado en la cerámica está protegido de cualquier embate ambiental. Esto hace que los datos sean robustos durante millones e incluso miles de millones de años", le explició el director de esta tesis, Miko Elwenspoek, al sitio Esmateria.com .

La información se codifica sumando capas de tungsteno y nitruro de silicio, en un dibujo de códigos QR que se va reproduciendo hasta marcas microscópicas.

No son los únicos en pensar en discos tan longevos: el año pasado un grupo de la universidad de Kyoto mostró un disco hecho de cuarzo que, dice, podría sobrevivir 300 millones de años .

En ambos casos, por supuesto, la gran incógnita es qué almacenar allí, y cómo hacerlo para que en el futuro esa información se pueda decodificar.