¡Ya estamos atendiendo en Planta Baja! Adolfo Alsina 1151 - Local a la calle

Todavía estamos descargando contenido =) ¡falta poco!

Blog

Bye bye Mercado Libre - Introducción

Historia: 12 años de ingratitud (Introducción)

Es esta solo una introducción para resumir una serie de 10 artículos que iré publicando y que tienen que ver con las vivencias de miles de personas (o millones) dada la magnitud y el alcance de esta/s empresa/s multimillonaria/s. ¿O “pillonaria/s”?, y digo esto “no en el sentido de robar” sinó como sinónimo de “vivo”, “audaz”, “oportunista”, etc.

Se que el título de esta nota no es de lo mas llamativo ni impactante como para atraer lectores. Sin embargo abarca tantas cosas (directas e indirectas) que les aseguro se irán enganchando como en una de estas series de TV de moda hoy día que cautivan la atención de los tradicionalmente fanáticos del cine como yo.

Historia:

En el día de ayer, finalmente “no caímos en la trampa” e hicimos todo lo necesario para dejar de pertenecer definitivamente a una de las comunidades mas importantes de la Argentina y de muchos otros países (una empresa internacional, y que cotiza en la bolsa).

Supongo que todo lo que viene va a ser controvertido, ya que las experiencias son diferentes para cada persona, y siempre que a alguien le va mal, a otro le va bien (pero en general le va mal a muchos más de los que le va bien).

Los móviles:

Los voy a explayar en las próximas notas. Puedo, no obstante adelantarles que tiene que ver con el “abuso”, la “indiferencia”, “las prácticas premeditadamente estudiadas, para que el usuario NO tenga una salida digna” (ni siquiera digo a su favor), o que cuando la tenga, se aplique una de esas prácticas premeditadas, donde el operador le dice:

- “¡Quédese porque igual es gratis!”, “o le doy esto o aquello, no queremos perderlo como cliente”.

O bien:

- Ah no…. por ese problema no puedo hacer nada… pero puedo regalarle una lapicera con nuestro logo…

¿A alguien le suena esto…?, bueno, si es que si, verán entre otras cosas que no se aplica solo a los “Portales de ventas online”. Este es el cuento de todas las empresas multimillonarias que nos prestan servicios de cuarta, los cobran como de primera y cuyos directores (y quizás hasta empleados) se deben matar de risa cuando uno de los “Damnificados” dice algo como:

“Te voy a ir a buscar a la puerta y “te voy a romp…la…trom.. ¡Yo se dónde estás!”

¡Ja! Yo imagino una persona en un Call center que se levanta de su asiento, grita:

- ¡Escuchen...!

En ese momento pone el alta voz, lo deja un ratito, luego corta intencionalmente (Tu, tu, tu, tu…) y luego de escuchar unos minutos los gritos del cliente enardecido todos largan una carcajada…

- ¡Juaaaaaaaaaa…!

Es recurrente, lo sueño al punto de salir a buscar trabajo en uno de ellos para saber si pasa. Si no es tan literal, puede que comparta la queja (en conferencia con un Supervisor, o compañero de trabajo hasta el momento que corta y te deja absorto y con un millón de palabras en la boca).

Obviamente este ejemplo también aplica cuando el reclamo es por Chat o E-mail. Los que no aprendimos, llamamos 4 veces y contamos los que nos pasó con el anterior operador. Me río de mi mismo y me doy pena… ¿cómo es que todavía no aprendí?

Para que quede claro, no estoy diciendo que esto suceda, por eso digo que lo “imagino” y que lo “sueño”.

Partiendo desde aquí, quiero hablar de tantas cosas (toditas relacionadas). Quiero contarles esta experiencia de mis 12 años en un portal de ventas o de 15 años en una empresa de telefonía celular con una flota de mas de 20 líneas, y que se yo cuantas cosas mas.

¿Por qué?, que se yo… creo que tenemos que entender un poco mejor como funcionan las cosas y no “Caer en la trampa que todos caemos” (este es el título de uno de los artículos)

Estos son los títulos de cada uno de ellos (sin contar este que es solo la introducción):

Parte 1 - Bye bye, Mercado Libre – 12 años de ingratitud.

Parte 2 - Bye bye, Mercado Libre – 12 años de ingratitud.

Parte 3 - Calificando a los calificadores.